Libertadores: Ocho películas sobre los héroes de la independencia de América Latina
Por confirmar -  (Chile)

BERNARDO O´HIGGINS (1778-1842)

JUVENTUD

Bernardo O ´Higgins nació en Chillán Viejo el 20 de agosto de 1778. Su progenitor le procuró una educación reservada a la aristocracia y las clases altas, primero en Chile y más tarde en Perú. En 1794 decidió enviarlo a estudiar en Europa. Tras una breve estancia en Cádiz, partió a Inglaterra, donde se matriculó como interno en la Academia Católica de Richmond. Allí permaneció entre 1795 y 1798, donde conoció a Francisco de Miranda, el precursor de la independencia de América. Este le inculcó la idea de la Independencia y el amor a la libertad.

REGRESO

El 14 de abril de 1802 se embarcó de retorno a Chile. Su padre, que había muerto en 1801, le había legado la hacienda de San José de Las Canteras.

A partir de 1808 se inició su vida política, participando en un grupo con afanes libertarios denominado “Duendes Patrióticos”. La Primera Junta de Gobierno eligió a O’Higgins como diputado por Los Ángeles. Tras el primer golpe de Estado de Carrera, su actividad revolucionaria se inició con fuerza.

En 1813, con el inicio de la guerra de Independencia, se incorporó al ejército. La Junta de Gobierno decidió entregarle el mando del ejército, en reemplazo de Carrera, tras su arenga en el Roble a las tropas revolucionarias, que ayudó a transformar una derrota inminente en victoria:

“¡Vivir con honor o morir con gloria;
el que sea valiente que me siga!”

El tratado de Lircay de 1814 supuso la división de los revolucionarios. O’Higgins, al mando de sus tropas, marchó hacia Santiago y se enfrentó con Carrera. Pero la llegada del general realista Mariano Osorio hizo olvidar las disputas, y O’Higgins se puso a las órdenes de Carrera. Estos se vieron obligados a encerrarse en la ciudad de Rancagua. Tras dos días de asedio de los realistas, decidieron romper el cerco cruzando la Cordillera de los Andes y partir hacia Mendoza.

Al otro lado de la cordillera, se encontró con José de San Martín. Juntos emprendieron la preparación del Ejército de los Andes. En enero de 1817 obtuvieron el triunfo en Chacabuco y entraron en Santiago un mes más tarde.

En la capital, se convocó a una asamblea de vecinos notables. En esta reunión se acordó ofrecer el mando al general San Martín, quien declinó la oferta en favor de O’Higgins, que aceptó.

Para asegurar los triunfos obtenidos era necesario derribar el poderío realista en Perú. La preparación de la Expedición Libertadora del Perú incluía conformar una fuerza que incluyera el aspecto naval. Se constituyó la Primera Escuadra que la oficialidad inglesa dirigiría.

En 1818 una nueva invasión se hizo realidad, el general Osorio volvió a Chile y obtuvo un importante triunfo en Cancha Rayada. Afortunadamente, San Martín pudo detener el impulso realista en Maipú. Finalmente, el 20 de agosto de 1820, la expedición zarpó hacia el Perú, proclamando la independencia el 28 de julio de 1821.

TRANSFORMACIÓN

El gobierno de O’Higgins debía iniciar una profunda transformación en la sociedad chilena. Se dictó un Reglamento Constitucional que entre otras cosas:
  • fijó las atribuciones del Poder Ejecutivo y del Senado Conservador;
  • se restablecieron las instituciones clausuradas por los realistas;
  • se prohibió el uso de títulos nobiliarios y se estableció una nueva modalidad de distinción social con la Legión al Mérito;
  • se fundó el Mercado Central dando cobijo a los campesinos para que pudieran realizar sus transacciones al amparo de la ley, protegiéndoles de los abusos de los grandes propietarios.
Todo ello molestaba a las familias más aristocráticas, y empezaron a surgir voces de descontento. O’Higgins, estableció un nuevo texto constitucional, que le permitiría gobernar ahora con un plazo fijo. Pero en enero de 1823 debió abdicar ante una asamblea de notables, para no arrastrar al país a una guerra civil.

Tiempo después, zarpó rumbo al Perú en compañía de su familia. En Lima, se dedicó a las labores agrícolas. Aunque no se desligó de los movimientos de independencia en el continente:
  • prestó servicios a Bolívar en las últimas campañas que consagraron la independencia sudamericana,
  • desde el exilio ayudó a su amigo San Martín,
  • recibió a compatriotas, que le consultaban sobre el estado del país, pero se negaba a volver para no convertirse en un factor de quiebra de la sociedad,
  • y siempre se mantuvo en contacto con las autoridades chilenas.
En 1842, se le autorizó para retornar, pero la muerte lo sorprendió cuando preparaba su viaje. Murió en Lima el 24 de octubre.

Inicio   Proyecto    Películas   Productores    Colaboradores   Prensa
© Wanda 2009 - web: animo.es